lunes, 29 de marzo de 2010

EFECTOS DE LOS INHALANTES


Los inhalantes se pueden inhalar produciendo efectos psicoactivos, es decir, que alteran la mente.

El término “inhalantes” se utiliza para describir aquellas sustancias que rara vez o nunca se consumen por una vía diferente.
Los inhalantes se pueden inhalar por la nariz o por la boca de diferentes maneras (lo que se conoce como “huffing”). Por ejemplo, aspirando (“sniffing”) o inhalando (“snorting”)

Existe una variedad de productos que se encuentran comúnmente en la casa y en el trabajo que contienen sustancias que se pueden inhalar con el propósito de drogarse. No obstante, muchos no los consideran drogas ya que los productos como las pinturas en aerosol (pinturas pulverizadas), los pegamentos y los líquidos de limpieza, no fueron creados con la intención de usarse para obtener un efecto intoxicante. Sin embargo, los niños y los adolescentes los pueden obtener fácilmente y son quienes tienen mayor probabilidad de abusar de estas sustancias extremadamente tóxicas.

jueves, 25 de marzo de 2010

INHALANTES


Dentro de este grupo de sustancias pueden citarse:

1) adhesivos: colas, tolueno, xileno, acetona, benzoles, benzaldehido.
2) aerosoles-sprays-gases: gases propelentes, óxido nitroso
3) cementos plásticos: hexano
4) solventes de pinturas y relacionados: petróleo, butano, trementina, aguarrás
5) líquidos para limpieza: xileno, benzol, éter de petróleo
6) anestésicos: éter etílico puro
7) combustibles: bencina, naftas
8) thinner: hidrocarburos halogenados
9) vasodilatadores: nitrito de amilo, nitrito de butilo; y muchas otras más.

El consumo de estas sustancias presenta graves problemas sanitarios. Sus consumidores son principalmente marginales, especialmente niños, aunque la adicción también se da con relativa frecuencia en ciertos grupos profesionales. Las edades más frecuentes del uso crónico de inhalantes son al principio o al final de la adolescencia. Esto se debe en parte a la invitación o presión por parte de los compañeros de escuela y amigos, curiosidad e ignorancia de los efectos tóxicos e inseguridad personal. Lo más importante es la ignorancia del problema en la casa y la negación de los padres de que sus hijos puedan tener este problema. Los motivos del consumo se deben a la curiosidad, aburrimiento, falta de estímulos, desarraigo y falta de pertenencia. En el caso de los profesionales, el contacto habitual con las sustancias puede crear una adicción involuntaria; la adicción voluntaria es menos frecuente, aunque no excepcional. Generalmente estos productos son fáciles de obtener y están al alcance del adicto, son muy baratos, y no precisan de instrumentos para su uso. Asimismo, no es necesario contactar a un criminal para obtenerlos. Su uso puede hacerse en cualquier lugar, son fáciles de esconder y difíciles de detectar. Otro factor muy importante es el desconocimiento de las consecuencias y peligros de su uso.

Estas sustancias se consumen en determinadas zonas rurales, como así también en ambientes marginales o de bajos recursos, donde son de las pocas drogas a las que tiene acceso fácil. Ello agrava el problema de una sustancia legal que es utilizada de forma incorrecta.

Hay tres grandes grupos de consumidores: 1) niños y adolescentes de poblaciones marginadas que consumen en grupo; 2) adultos que acceden al químico por su profesión o por asociación con grupos de personas con hábitos similares; 3) adultos marginales que inhalan las sustancias al igual que los niños, pero en solitario.

Son causales de dependencia psíquica, pudiéndose presentar psicosis tóxicas con daños cerebrales irreparables. Los inhalantes producen una fácil sugestionabilidad, dándose experiencias alucinatorias colectivas, lo que da ejemplo de la complejidad de la intoxicación. También provoca sentimientos paranoides y excitación sexual. Se considera que la embriaguez por inhalantes es de mayor gravedad que la alcohólica, a pesar que los efectos de la intoxicación no son muy prolongados.

Uno de los inhalables adictivos más difundidos es el tolueno, sustancia presente en cierto tipo de pegamentos para cueros, gomas, cauchos, corchos, cartones, etc. Los efectos agudos acostumbran a durar entre 30 y 45 minutos. Las consecuencias psico-perceptivas del consumo de este tipo de sustancias es alarmante, presentándose cuadros de exaltación, alucinaciones visuales, auditivas y táctiles, como así también ilusiones catatímicas.

El pegamento plástico y los correctores ortográficos contienen químicos adictivos, siendo muy utilizados por menores y adolescentes, habiendo aumentado considerablemente su consumo en los últimos años.

lunes, 22 de marzo de 2010

TESTIMONIOS III


"Yo controlo". Esta es la famosa frase, la frase que tantas y tantas veces hemos dicho, yo no me engancharé, yo se de qué va esto, se hasta donde puedo llegar, a mi nunca me ocurrirá lo que a fulanito o a menganito, NUNCA.
Bueno, pues eso también lo pensaba yo, empiezas con unas invitaciones, luego ya te juntas con alguien y empiezas a pillar medio gramo, pero el círculo se va ampliando y de ponerte en alguna fiesta "muy especial" pasas a contruir fiestas y eventos todos los fines de semana por el simple hecho de que quieres volver a ponerte. Pasan, en muchos casos unos meses, en otros años. Fuí consumidora de cocaína durante 12 años y claro, YO TAMBIEN CONTROLABA.
MENTIRA, esto no se controla, después de 12 años de consumo, al principio esporádicamente y poca cantidad, al final caían los gramos como la nieve en la sierra, a puñados, terminas queriendo morir.
A día de hoy, después de más de 8 años limpia, puedo decir que se destruyó un matrimonio, una familia, muchas amistades, y mucha salud, pero hay formas de salir, hay especialistas, está la familia y sobre todo la fuerza de voluntad de cada uno.
Sólo digo una cosa, cuando se deja, la vida vale más, las pequeñas cosas valen más y tú mismo vales más, pero cuesta tanto dejarlo........, que nadie se engañe, esto mata, pero no sólo a la persona sino a todo lo que le rodea."

sábado, 20 de marzo de 2010

EFECTOS DEL FLUNITRACEPAM



Rohypnol, el nombre comercial del flunitracepam, puede ser mortal cuando se
mezcla con alcohol u otros depresores. Produce efectos sedativos e
hipnóticos que incluyen relajación muscular y amnesia; también puede
producir dependencia física y psicológica.



  • Las dosis bajas provocan sensaciones de tranquilidad y ayudan a conciliar el
    sueño.

  • Cantidades más elevadas disminuyen los reflejos y provocan
    enlentecimiento respiratorio que puede llevar hasta el coma y la muerte. Tras
    un consumo prolongado aparecen trastornos físicos como anemias, hepatitis,
    depresión, descoordinación motora y entorpecimiento del habla, etc.

jueves, 18 de marzo de 2010

FLUNITRACEPAM


El flunitrazepam (comercializado como Rohipnol en España) es un medicamento hipnótico de La Roche Pharmaceutical. Es de la familia de las benzodiazepinas, como clordiazepóxido, alprazolam y diazepam. El flunitrazepam es un principio activo bastante potente utilizada como hipnótico. En Estados Unidos nunca se aprobó para uso médico debido a su utilización como droga para cometer violaciones durante los años 1990 en zonas de Florida y Texas. Para reducir este hecho las empresas que distribuyen este fármaco y el gobierno de Estados Unidos llegaron a un acuerdo para reducir su distribución en ese país. En Europa, se distribuye y se vende en farmacias bajo prescripción médica. Este medicamento pertenece a la categoría de Psicótropos.
Historia:
El Flunitrazepam se sintetizó en 1970 por Roche y es usado hospitalariamente como sedante quirúrgico. Ingresó al mercado en Europa en 1975, y a partir de los años 1980 comenzó a estar disponible en otros países. Apareció en Estados Unidos en los años 1990.
Aspecto:
Existen presentaciones en comprimidos de 1 y 2 mg, en ampollas de 2 mg y en supositorios de 1 y 2 mg.

lunes, 15 de marzo de 2010

vida de tres drogadictos Afganos


A sus escasos 27 años, Merwais Rasuli ya tiene problemas para encontrar las venas cuando quiere pincharse un chute. Se hinca la aguja en el antebrazo y maniobra con la jeringuilla de un lado al otro sin hallar el conducto. «Déjame, yo te ayudo», le dice Zaman Haidari, de 50.

El experto mueve la aguja un poco más y lo consigue. Merwais empuja su dosis de cristal, un derivado del opio diez veces más potente que la heroína que hace furor en Afganistán. Directo al cerebro. Tres dosis diarias, tres dólares. Barato hasta para un afgano. Sólo necesita trabajar un poco para asegurarse su ración de droga. El joven entorna los ojos y suelta un gemido entre el dolor y el placer.

«Me hace sentir fuerte», dice traspuesto. Lo ha intentado dejar tres veces. El viento le sacude la cara y las canas prematuras de su cabello. Si nos hubiera dicho que tiene 40 años le habríamos creído.

Sus compañeros de colocón, los que en vez de pincharse esnifan el cristal o se fuman la heroína, lo tienen peor. Se cobijan bajo una manta para que el viento no se lleve su tesoro. Son un catálogo de todas las adicciones posibles. Mohamed Serhad los mira en cuclillas, con la bolsa de su sonda colgada de la entrepierna. Es la herencia de su enganche a la heroína. Un riñón lleno de piedras.

Merwais, como el 80% de los adictos afganos, empezó a pincharse cuando era un refugiado en Irán. Herat está lleno de antiguos refugiados y quizás por eso es una de las provincias afganas con más adictos. El joven se acurruca más tras el muro que lo esconde del viento y de la policía que merodea. Si los pillan, lo más seguro es que les quiten la droga y el dinero, y que les peguen hasta aburrirse. Porque en el país del opio, donde todo el mundo lo cultiva y lo comercializa sin demasiados problemas, consumirlo está prohibido.

Los adictos caen en la peor marginación posible. Escondiéndose en chabolas abandonadas, cuevas o cementerios. Los dos centros de desintoxicación de la ciudad, uno privado y otro del Gobierno, apenas pueden tratar a unos 300 cada año. El resto sigue enganchado y en la calle.

Merwais guarda su jeringuilla. Un hilo de sangre sale de su brazo. Coge un trozo de periódico sucio y se limpia. Enciende un cigarrillo y mira hacia el cementerio Haja Abdulá Ansari, donde las banderas jalonan las tumbas de los caídos en la yihad contra los soviéticos. Qué ironía: en apenas 50 metros, Afganistán contempla su mayor orgullo, los mártires que tumbaron al imperio de los ateos, y su peor vergüenza, el millón de adictos a los derivados del opio que viven en este país de 35 millones de habitantes.

viernes, 12 de marzo de 2010

EFECTOS DE LA CAFEÍNA



La cafeína es una sustancia que proporciona una serie de efectos estimulantes y adictivos, que dependerán en mayor o menor medida de las características individuales de cada persona:

  • Disminuye la sensación de fatiga y somnolencia.

  • Aumenta la capacidad de procesamiento mental.

  • Ejerce una acción vasodilatadora.

  • Estimula la secreción ácida del estómago.

  • Tiene un marcado efecto diurético.

Es interesante saber que la rapidez con la que el cuerpo absorbe la cafeína es muy variable en función de la persona. De media, nuestro organismo absorbe la cafeína en un plazo de 3 horas aproximadamente pero este margen puede variar en función del consumo de alcohol, la toma de anticonceptivos o el embarazo.
Aunque se han atribuido a la cafeína una serie de efectos negativos sobre la salud, se puede afirmar rotundamente que el consumo moderado de café en las personas sanas, entre tres y cuatro tazas, en función del tipo de café, el cuerpo lo acepta perfectamente.

jueves, 11 de marzo de 2010

CAFEÍNA


La cafeína es un alcaloide del grupo de las xantinas, sólido cristalino, blanco y de sabor amargo, que actúa como una droga psicoactiva y estimulante. La cafeína fue descubierta en 1819por el químico alemán Friechrich Ferdinand Runge: fue él quien acuñó el término kaffein, un compuesto químico en el café, el cual pasaría posteriormente al español como cafeína. La cafeína es también parte de las mezclas químicas y complejos insolubles guaranina (encontrada en la guaraná), mateína (encontrada en el mate), y teína (encontrada en el té), todas las cuales contienen además algunos alcaloides adicionales como los estimulantes cardíacos teofilina y teobromina, y a menudo otros compuestos químicos como los polifenoles, los cuales pueden formar complejos insolubles con la cafeína.

La cafeína puede encontrarse en cantidades variables en las semillas, las hojas y los frutos de algunas plantas, donde actúa como un pesticida natural que paraliza y mata ciertos insectos que se alimentan de las plantas. Es consumida por los humanos principalmente en infusiones extraídas del fruto de la planta del café y de las hojas del arbusto del té, así como también en varias bebidas y alimentos que contienen productos derivados de la nuez de cola. Otras fuentes incluyen la yerba mate, el fruto de la Guaraná y el acebo de Yaupón.

Las bebidas que contienen cafeína, tales como el café, el té, algunas bebidas no alcohólicas (especialmente los refrescos de cola) y las bebidas energéticas gozan una gran popularidad. La cafeína es la sustancia psicoactiva más ampliamente consumida en el mundo. En Norteamérica, el 90% de los adultos consumen cafeína todos los días. En los Estados Unidos, la Food and Drug Administration (Administración de Drogas y Alimentos) se refiere a la cafeína como una "sustancia alimenticia generalmente reconocida como segura que se utiliza para múltiples propósitos".

La cafeína tiene propiedades diuréticas, al menos cuando se administra en dosis suficientes a individuos que no tienen tolerancia a ella. Los consumidores regulares, sin embargo, desarrollan una fuerte tolerancia a este efecto, y los estudios generalmente no han podido demostrar la creencia general de que el consumo regular de bebidas cafeinadas contribuye significativamente a la deshidratación.

martes, 9 de marzo de 2010

Historia de una drogadicta



Ella era bella y drogadicta. Ahora tiene 19 años y sigue bella, morena. Va a contar su conversión en mujer en ese paraíso artificial.

Violeta creció en La Vega, un barrio histórico y popular de San Salvador. Amaba a su padre hasta que lo mataron, el 13 de mayo de 1994, día de la Virgen de Fátima. Lo mataron porque se opuso a un robo: el de su propio auto.

Cada músculo tiembla por droga, el cuerpo mismo es insoportable sin ese combustible, hasta que la adicción es más fuerte que el adicto. Para el drogadicto no hay caja segura.

Necesita dinero, rompe vidrios y candados, y las cosas de la casa comienzan a cambiar de dueños.

Primero desaparecieron las joyas de la madre de Violeta, luego la licuadora, las cosas de escritorio, vajillas y radios. Todo se fue para comprar droga.

Violeta entró en un mundo de calles pobladas por drogadictos de 9 años y jóvenes adictas que venden su vagina mientras cargan un recién nacido.

De noche, su madre salía a buscarla por las calles del Barrio La Vega, que nunca han sido seguras.

Violeta vivía explotando. La madre le decía lo difícil: "te quiero"; y la hija le gritaba "mentirosa, te voy a matar". Cada día era más difícil que el anterior: una vez, la madre tuvo que salvar a su hija del hermano que la estrangulaba.

[...]

La noche del diablo

Una noche, su novio de turno la llevó a las tierras baldías de la zona sur central de San Salvador, donde la droga se fuma, inyecta, traga, e inhala. Iban con un amigo, "El Enano".

El novio la llevó a una casa de lámina. Entraron. Adentro esperaban 20 hombres y un pandillero que Violeta reconoció por su apodo: "El Diablo".

Ella recordó que, semanas antes, 17 hombres habían violado a un amiga.

El terror le hizo ver el porvenir: "El Diablo" saldría, cerraría la champa por fuera y se quedaría custodiando; ella quedaría sola, con veinte hombres y su novio, quien cobraría 10 colones por coito.

Violeta corrió a la puerta y logró salir, acompañada por "el enano". Los persiguieron, pero el terror les daba agilidad.

Llegaron a calle pavimentada y siguieron corriendo, hasta llegar a una estación de la PNC. Los policías les permitieron pasar allí parte de la noche, pero ella recuerda que amaneció en las ramas de un árbol.

Un puñado de policías salieron a buscar a los perseguidores. Encontraron a algunos (incluyendo al novio) e hicieron lo recomendable: les curtieron los cuerpos con las cachiporras.

Violeta había escapado de un noche con demonios. Esa experiencia la convenció de ir a terapia en la Fundación Antidrogas de El Salvador (FUNDASALVA). Allí sigue.

Aquí os dejo la web, os animo a leer la historia completa, y a reflexionar sobre ella.
http://www.elsalvador.com/noticias/edicionesanteriores/noviembre29/NACIONAL/nacio2.html

lunes, 8 de marzo de 2010

EFECTOS DEL POLVO DE ÁNGEL O PCP


La fenciclidina, polvo de ángel o PCP: es un polvo blanco, cristalino, que se disuelve fácilmente en agua o alcohol. Tiene un sabor amargo y se puede mezclar con facilidad con colorantes. Se presenta en forma de tabletas, cápsulas y polvos de colores y se consume inhalada, fumada o por vía oral.


La PCP afecta el funcionamiento cerebral, bloqueando la capacidad de concentración y de pensamiento lógico, y alterando la percepción, los pensamientos y el estado de ánimo. Algunos consumidores experimentan euforia en diferentes grados, mientras que otros sienten ansiedad o pánico.


Su consumo habitual produce trastornos emocionales, pérdida de memoria, dificultad para hablar y pensar, síntomas depresivos y pérdida de peso, que pueden persistir hasta un año después de suspender su uso.


La PCP potencia el efecto de otros depresores del sistema nervioso central, como el alcohol y las benzodiazepinas, pudiendo incluso poner en peligro la vida.

jueves, 4 de marzo de 2010

POLVO DE ÁNGEL O PCP


La fenciclidina (contracción del nombre químico fenilciclohexilpiperidina), conocida por su abreviatura del inglés, PCP, es una droga disociativa usada como agente anestésico que posee efectos alucinógenos y neurotóxicos. Se le conoce comúnmente como Polvo de ángel, Hierba mala o Píldora de la paz.
La fenciclidina se desarrolló comercialmente en los 1950 por la compañía farmacéutica Parke Davis. La fenciclidina está en Lista II de los EE.UU. según el convenio sobre sustancias psicotrópicas de 1971.
Aspecto:
La PCP o polvo de ángel es un polvo blanco, cristalino, de sabor amargo, que se disuelve fácilmente en agua o alcohol. La PCP se puede teñir de diversos colores y con frecuencia se vende en forma de tabletas, cápsulas, líquido, o polvo.
Se aspira el polvo de PCP, se ingiere tabletas o cápsulas, o se fuma aplicándola, en forma de polvo, a hojas de marihuana, menta, perejil, u orégano. Además, cada vez más personas mojan cigarrillos de marihuana o de tabaco en la PCP líquida y los fuman.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Curiosidades sobre el extasis


Cómo se distingue…


El extasis (MDMA) se puede encontrar principalmente en forma de pastillas de colores y con diferentes dibujos, que a menudo les dan nombre. Ahora se comercializa mucho en sales cristalizadas de color blanquecino o casi amarronado. Presentar la MDMA en cristal reporta ventajas a la hora de producirla, comercializarla y distribuirla. Además, a pesar de recibir el nombre de la abreviatura científica de la sustancia y, por ello, haberse visto beneficiada de la idea de pureza, és más fácil de adulterar. Es conveniente tener esto en cuenta si se va a consumir. A menudo los adulterantes desencadenan efectos peores que la propia droga.

Se conoce también como…


Pastillas, pastis, rulas, pirulas, cristal, eme

Un poco de historia

En 1912 la compañía Merck aisló accidentalmente la MDMA o 3-4 metilenedioximetanfetamina y dos años más tarde se patentó en Alemania como supresora del apetito. No se empezó a usar, no obstante, hasta los años 50, en Estados Unidos. Allí se empleó con fines experimentales en interrogatorios y psicoterapia.

En los años 60 se detectaron los primeros usos ilegales en la costa oeste, vinculados a la cultura hippy. Ciertos efectos de esta droga comparten con esta filosofía la conexión y el amor a la gente que te rodea. Esta droga se asoció a las prácticas sexuales liberales en la época, de ahí que se empezara a darle el nombre de éxtasis.

A partir de los noventa se data la mayor entrada de éxtasis en Europa sobre todo usada en raves (fiestas ilegales al aire libre con música electrónica y consumo de drogas).

Formas de consumo

Se consume de forma oral, ingiriendo las pastillas, chupando los cristales o ingiriéndo “bombitas” (crisital envuelto en papel de fumar). Es fácil de diluir en agua o alcohol, pero es mejor no mezclarlo con cubatas ya que los efectos pueden agravarse o mi